EE.UU.: Nuevo México demanda a la Administración Trump para "proteger a los migrantes"







Por Adrian Vargas 11/06/2019

La gobernadora Michelle Lujan Grisham cree que el actual Ejecutivo no ha sabido responder correctamente a la "crisis humanitaria" en la frontera sur.

El estado de Nuevo México (EE.UU.) y su ciudad más poblada, Albuquerque, han presentado este lunes una demanda contra la Administración Trump con el fin de "proteger a los migrantes" en dicha zona, según lo comunicó este lunes la gobernadora Michelle Lujan Grisham a través de su cuenta oficial de Twitter.

"La Administración Trump ha fallado en su respuesta a la actual crisis humanitaria en nuestra frontera sur", reza el mensaje de Grisham, que hace hincapié en que el Ejecutivo estadounidense "está liberando indiscriminadamente a los migrantes en comunidades" ubicadas en la frontera sur con México, motivo por que el que anuncia una demanda contra la Casa Blanca.


Grisham explica que la Administración Trump ha abandonado de manera "repentina e ilegal" la política federal de 'liberación segura', lo que ha dejado a los migrantes en situación vulnerable y sin asistencia, sobrecargando de trabajo a las administraciones locales y a las organizaciones sin ánimo de lucro.

"El presidente ha demostrado que solo está interesado en demonizar a las personas vulnerablesque llegan a nuestra frontera", se lee en un mensaje posterior publicado por la gobernadora neomexicana. Asimismo, Grisham denuncia que el presidente no ha tomado ninguna medida relevante para defender a los inmigrantes de la trata de personas y el tráfico de drogas que ocurren en el sur del país norteamericano.


Grisham concluye su cadena de mensajes enfatizando que "no ha habido liderazgo" en relación con esta cuestión, al mismo tiempo que anuncia que el motivo de su denuncia es evitar que "personas y familias que buscan asilo" se queden sin las necesidades básicas cubiertas.

De momento, el Departamento de Justicia de EE.UU. no ha querido dar su opinión sobre la acción legal tomada por la gobernadora de Nuevo México, que pretende que se reinstaure la asistencia federal que existía para los solicitantes de asilo.

El programa federal de 'liberación segura' se canceló el pasado octubre durante las caravanas de migrantes centroamericanos rumbo a EE.UU. Según medios locales, solamente desde abril de este año se han registrado ya alrededor de 9.000 personas solicitantes de asilo en Las Cruces (Nueva México, EE.UU.), mientras que la capital de este estado recibe entre 150 y 250 solicitudes de asilo.

Por su parte, el Estado ha pagado 750.000 dólares a los gobiernos locales para compensar el gasto debido al cambio federal en materia de asilo.