EU amaga con certificación antidrogas; la Casa Blanca emitió un memorándum






​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​Por Octavio Nava 10/08/2019​​​​​​
Luego de que Trump advirtió medidas contra México si no fortalece su lucha contra el narco, la SRE reviró que el trasiego ilegal y masivo de armas que se registra de norte a sur también debe atenderse

Donald Trump abrió un nuevo frente en sus amenazas contra México.

El presidente de Estados Unidos dio un plazo de 12 meses a las autoridades mexicanas para que incrementen sus esfuerzos en la lucha contra los cárteles de la droga.

Vía un memorándum, advirtió que, de no percibir mejoras en el combate al narco, retirará la certificación antidrogas, una medida que data de 1986, lo cual implicaría retener ayuda financiera y bloquear préstamos de organismos multilaterales.

Trump pide, en concreto,  que México haga más para erradicar cultivos de amapola, incautar drogas, abrir causas penales y embargar bienes a narcos, además de tener “una estrategia integral de control de drogas”.

En respuesta, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) recordó que la legislación de Estados Unidos no tiene efectos legales en nuestro país.

Tras refrendar el compromiso del gobierno mexicano en la lucha antinarcóticos, recordó que es un problema regional que debe atacarse  bajo marcos de colaboración bilaterales y multilaterales.

La Cancillería destacó que el narcotráfico y su violencia están alimentados por los altos niveles de consumo, además de que otro tema que demanda atención es el trasiego ilegal de armas que ocurre de forma masiva en dirección de norte a sur.

Otro amago de Trump, ahora por las drogas; incluye a México entre 22 países a evaluar

El presidente de EU da un plazo de 12 meses para que se incrementen los esfuerzos en la lucha contra los cárteles.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, advirtió que podría tomar medidas contra México si no percibe un incremento en los esfuerzos en la lucha contra el tráfico de drogas el próximo año.

El estadunidense incluyó a México en la lista de los 22 países —en su mayoría latinoamericanos y caribeños, que incluye a Venezuela y a Bolivia— con mayor producción o tráfico de drogas ilegales, en un memorándum enviado al secretario de Estado, Mike Pompeo, difundido por la Casa Blanca la noche del jueves.

Trump escribió en el documento que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador necesita incrementar sus esfuerzos para erradicar los cultivos de amapola, incautar drogas, abrir causas penales y embargar bienes a los narcotraficantes. También le exigió una “estrategia integral de control de drogas”.

“Sin mayor progreso en el próximo año, evaluaré la determinación de que México ha fracasado evidentemente en el cumplimiento de sus compromisos internacionales antinarcóticos”, indicó.

Si Trump determina que, en un año, México no hizo lo suficiente, Estados Unidos podría retirar la “certificación” —una medida del siglo pasado— lo cual implicaría retener ayuda financiera y bloquear préstamos de organismos multilaterales.

“En concreto, la plena cooperación de México es esencial para reducir la producción de heroína y combatir la producción ilegal de fentanilo y todas las formas de narcotráfico, incluido a través de los puertos de entrada de Estados Unidos.

“Sin mayor progreso en el próximo año, consideraré determinar que México ha fracasado de forma demostrable en cumplir sus compromisos internacionales antidrogas”, advirtió.

Trump ordenó a Pompeo dar el memorándum al Congreso para que lo tomen en cuenta para asignar programas de cooperación internacional.

A principios de junio, Trump amagó a México con imponerle aranceles progresivos si no mejoraba en los filtros migratorios.

La lista de países la integran Afganistán, Bahamas, Belice, Birmania, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú y Venezuela.

“CERTIFICACIÓN”

En la estrategia norteamericana para luchar contra el narcotráfico, la certificación le permitió a Estados Unidos imponer sanciones a aquellos países involucrados en la producción y el trasiego de drogas.

La certificación se dio de 1986 a finales de 2001, cuando Estados Unidos, basado en la Ley de Ayuda Extranjera, certificaba a los países que cooperaran en la lucha contra los cárteles, según el criterio del presidente en turno de EU.

En 2002, por presión internacional, incluida la de México, EU cambió el proceso de aval unilateral por acuerdos de cooperación bilateral y multilateral.