Fernández se queda con la Presidencia del Senado







​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​Por Marisol Calva​​ 01/09/2019​
Con la determinación finaliza la crisis por la votación interna que causó reacción en el Presidente

La senadora Mónica Fernández, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), fue elegida como nueva presidenta del Senado en sustitución de Martí Batres tras una polémica en el seno de su partido.


Fernández, segunda mujer que ejerce el cargo en la historia de ese órgano, fue elegida como presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara alta para el segundo periodo ordinario de sesiones de la legislatura.

“Somos la legislatura de la paridad de género, la que por primera vez en la historia de México integra hombres y mujeres en equidad”, celebró Fernández en su discurso de toma de posesión.


Morena postuló a Fernández en sustitución del también morenista Batres tras una polémica votación que evidenció las fracturas internas dentro del partido del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

La riña comenzó el pasado 19 de agosto, cuando se llevó a cabo una votación del grupo parlamentario a puerta cerrada en la que 33 senadores optaron por postular a Fernández, 29 decidieron mantener a Batres y dos emitieron votos nulos.


Martí Batres, quien presidía la Cámara alta desde el 1 de septiembre de 2018, no reconoció el resultado de esta elección y acusó al líder de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, de haber maniobrado en su contra.

Pero Monreal, quien apoyó la candidatura de Mónica Fernández, dijo que la elección había sido “ejemplar” y aseveró que “las descalificaciones son injustas”.

El jueves, una comisión interna del partido resolvió que en la votación hubo “irregularidades”, dado que participaron legisladores del Partido Encuentro Social  y resolvió que dicho proceso quedaba invalidado.

La amenaza del Presidente a la militancia

Ante la crisis interna en Morena, el Presidente Andrés Manuel López Obrador amenazó que si el partido “se echa a perder”, renunciará a su militancia e incluso pedirá que cambie de nombre la formación que él mismo fundó.

Muñoz Ledo sigue como líder de los diputados 


La Cámara de Diputados quedó formalmente instalada ayer para el periodo ordinario que inicia hoy, con Porfirio Muñoz Ledo como presidente de la Mesa Directiva hasta el 5 de septiembre, luego de que el Pleno rechazó la propuesta de que el panista Xavier Azuara ocupara el cargo.

En una sesión con gritos de “espurio” de la bancada panista y “Porfirio, Porfirio” de los morenistas, la Mesa Directiva devolvió a la Junta de Coordinación Política la propuesta de que el panista encabezara ese órgano legislativo.

En tribuna, el coordinador de los diputados del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, rodeado de panistas con pancartas en las que se leía “Morena incumple”, expresó su rechazo al mayoriteo en contra.

En el pleno, 259 votaron contra la propuesta panista, principalmente de legisladores de Morena, 169 a favor de diputados del PAN, PRD, PRI y Movimiento Ciudadano, y cinco abstenciones.

Al no alcanzar las dos terceras partes de los legisladores presentes, la Mesa Directiva se mantendrá en funciones hasta el 5 de septiembre a la espera de que la Junta de Coordinación Política (Jucopo) integre una nueva propuesta.