IEnova pospone inversión de megaproyecto de gas a 2020








​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​Por Edmundo Dantes 24/10/2019​
Las razones de IEnova fueron la búsqueda de un contratista encargado del diseño y construcción que afine los costos finales, las negociaciones finales del contrato de gas con sus clientes y el permiso gubernamental para exportar gas desde México.

Infraestructura Energética Nova (IEnova) pospuso el anuncio de inversión de su megaproyecto de Gas Natural Licuado (GNL) a 2020.

“Nuestra decisión final de inversión será a principios del próximo año”, declaró su CEO, Tania Ortiz Mena, en conferencia telefónica con analistas sobre sus resultados trimestrales.

La subsidiaria de la estadounidense Sempra Energy informó previamente que realizaría el anuncio a finales de 2019 para la conversión de su planta de regasificación Energía Costa Azul (ECA) a una de licuefacción para exportar el energético a Asia por barco, además de atender el mercado de Baja California Sur.

La principal razón detrás del retraso es el proceso de ofertas para seleccionar un contratista que se encargue de la ingeniería, procura y construcción (EPC, por sus siglas en inglés) del proyecto, lo que les dará mayor certeza en el costo.

También explicó que están negociando el acuerdo  y contrato definitivo con sus clientes Mitsui, Total  y Tokyo Gas, además de su participación asociada de capital.

Ortiz Mena agregó que IEnova está en proceso de obtener el permiso del gobierno mexicano para la exportación de gas, el primero en su tipo.

“Hay una demanda muy importante del mercado asiático, que se está abasteciendo desde los grandes productores de Medio Oriente y también del Golfo de Estados Unidos. La terminal que estamos convirtiendo podría ser la primera terminal de todo el continente en la costa pacífico en llevar GNL”, declaró a principios de octubre su CEO  a Forbes México.

Durante el tercer trimestre de 2019, la empresa reportó un flujo operativo (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) por 231.2 millones de dólares, una caída de 3%.

Sus ganancias también retrocedieron 1% a 112 mdd, mientras que sus ingresos desaceleraron en 13% a 355 mdd.