La Fiscalía de México detiene a seis policías federales involucrados en la masacre de Apatzingán






​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​Por Marisol Calva​​ 22/08/2019
Se trata de uno de los casos de violaciones graves de derechos humanos registrado durante el mandato del expresidente Enrique Peña Nieto.

Policías ministeriales, dependientes de la Fiscalía General de la República, detuvieron a seis policías federales involucrados en la masacre de Apatzingán, ocurrida el 6 de enero de 2015, cuando uniformados ejecutaron a civiles desarmados con un saldo de al menos 16 muertos y decenas de heridos.

En un comunicado, la FGR detalló que las seis órdenes de aprehensión, giradas por el Juez Octavo de Distrito de Procesos Penales Federales en Michoacán, con sede en Uruapan, fueron expedidas por los delitos de homicidio y homicidio en grado de tentativa.

La Policía Federal colaboró y facilitó al Ministerio Público Federal las condiciones para que dichos elementos fueran arrestados en sus propias instalaciones.

De este modo, fueron detenidos en la alcaldía de Coyoacán, en Ciudad de México, Israel 'S' y Antonio 'S'. De manera simultánea, se capturó a Heriberto 'C' y Jorge 'C' en la alcaldía de Miguel Hidalgo. Posteriormente, Rodrigo 'G' y Juan 'G' fueron aprehendidos en la alcaldía de Azcapotzalco.

La masacre de Apatzingán

El caso conocido como la masacre de Apatzingán, cobró relevancia luego de la investigación realizada por la periodista Laura Castellanos y publicada en Aristegui Noticias, en la que se documentan testimonios sobre el asesinato de al menos 16 personas a manos de policías federales. El reportaje puso en entredicho la versión oficial, que afirmaba que todas las personas que murieron en los hechos ocurridos el 6 de enero de 2015 estaban armadas.

En noviembre de 2015, la Comisión Nacional de Derechos Humanos acreditó que "el uso excesivo de la fuerza" derivó en la muerte de 6 personas y la ejecución extrajudicial de una persona más.

La matanza de Apatzingán fue uno de los casos graves de violaciones de derechos humanos registrados durante el Gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto, junto con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, así como las masacres de Tlatlaya, Tanhuato y Nochixtlán, ocurridas a manos de militares y fuerzas federales.