Siembran cadáveres en San Miguel Espejo y Coronango


​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​Por Octavio Nava 20/06/2019​​​​​​


​Cuatro personas asesinadas con el tiro de gracia fueron localizadas en dos puntos distintos del estado; tres de ellas en un paraje de la localidad de San Miguel Espejo, perteneciente al municipio de Puebla y uno más en un camino de terracería de San Francisco Ocotlán, en el municipio de Coronango, la mañana de ayer.

En el primer caso, tres hombres sin vida fueron “sembrados” en inmediaciones de la junta auxiliar de San Miguel Espejo, ayer por la mañana. Los cuerpos, que tenían huellas de tortura y el tiro de gracia, estaban abandonados delante de una camioneta de la marca Chevrolet, tipo Tahoe, de color arena. Fuentes policiacas dieron a conocer que dicho vehículo era propiedad de una de las víctimas, la cual apenas comprado el domingo pasado.

Los cuerpos fueron descubiertos por campesinos quienes al estar trabajando sus sembradíos, tomaron un descanso y fue cuando notaron que frente a las ruinas de la exhacienda San Miguel, tenía varias horas estacionada la camioneta y al acercarse, se llevaron la sorpresa de ver los tres cadáveres.


​De inmediato dieron aviso a las autoridades policíacas y poco después al llegar uniformados municipales y confirmar el reporte, acordonaron la zona y más adelante se apersonaron peritos y agentes ministeriales de la Fiscalía General del Estado, quienes encabezaron las diligencias del levantamiento de los cadáveres.


​Las víctimas eran hombres; uno de ellos vestía una sudadera roja con pantalón de mezclilla y estaba boca arriba; junto a él seguía otro varón con playera roja y encima sudadera blanca y finalmente, un sujeto con sudadera azul marino y pantalón de mezclilla negro; estos dos últimos boca-bajo, como si los hubieran arrodillado para darles el tiro de gracia. Según la fuente consultada, podría tratarse de una venganza entre grupos criminales.

Durante los trabajos de las autoridades, llegó al sitio un grupo de personas en dos vehículos de lujo, quienes identificaron a los ahora occisos; revelaron que uno era dueño de la camioneta, misma que apenas había comprado el domingo pasado y todavía la noche del martes los vieron con vida a todos.

No se revelaron mayores detalles de sus identidades.